Carta Abierta al Museo de Arte Contemporáneo.

Lunes, 4  de febrero de 2008
San Juan, Puerto Rico
 
Carta Abierta a la Junta de Directores del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico y su Directora Ejecutiva María Emilia Somoza:

El llamado a una marcha para apoyar al MAC en su petición de 500,000 dólares adicionales a la asignación legislativa de 500,000 dólares que ya reciben, ha tenido el efecto de provocar, una vez más,  una discusión sobre la visión, misión y filosofía del Museo, dirigido desde hace 23 años por la Dra. María Emilia Somoza.

Reconocemos que la Dra. Somoza le ha dado gran parte de su vida al proyecto del Museo de Arte Contemporáneo. Es gracias a ella que este proyecto cultural ha durado casi un cuarto de siglo, y gracias a ella que el Museo ahora cuenta con una sede independiente para sus operaciones.

A pesar de la dedicación con la cual la Dra. Somoza ha abordado su dirección, el Museo de Arte Contemporáneo no ha logrado ubicarse con grado alguno de notoriedad en el mapa de instituciones museísticas internacionales dedicadas al arte contemporáneo. Se ha aislado del escenario local, rehuyendo a colaboraciones programáticas imaginativas y arriesgadas, proyectos curatoriales o eventos en conjunto con otros espacios dedicados al arte contemporáneo. Su relación con la comunidad de Santurce es inexistente. En 23 años no ha logrado la acreditación por la Asociación Americana de Museos. A través de los años el Museo ha estado casi completamente enajenado de las ideas, debates, formas y prácticas del arte contemporáneo, lo que redunda en una falta de convocatoria hacia la clase artística profesional. Todo esto se suma al desgaste normal que implica dirigir una institución por 23 años: se anquilosan los procesos, se dejan de crear alianzas y proyectos cónsonos con su misión, el Museo cae en una rutina de mantenerse, pero no crecer intelectualmente y proyectarse local e internacionalmente.
 
Sus problemas presupuestarios son en gran parte consecuencia de estos hechos.
 
Múltiples figuras dentro del campo de las artes, desde artistas hasta miembros de la Junta, han ofrecido sus consejos y críticas al Museo. Invariablemente, estas críticas han caído en oídos sordos.
 
La longevidad del MAC y su estabilidad presupuestaria depende precisamente de una revitalización de su proyecto cultural. Por esta razón le pedimos a la Directora Ejecutiva y Junta de Directores que adopte estas medidas: 
 
 1. Un cambio en la posición de Director Ejecutivo.

Reconocemos que la Dra. Somoza ha servido incansablemente a esta institución por 23 años. Su dirección ha logrado preservar ciertas corrientes del modernismo isleño muy importantes para la historia cultural del país. En ocasiones, ha rescatado del olvido la obra de artistas merecedores de reconocimiento cuyo trabajo había sido obviado por la historia oficial. Pero su falta de recepción y apertura a muchas otras corrientes, propuestas y prácticas del arte contemporáneo han hecho del Museo un espacio irrelevante a la producción cultural actual. Su gestión se reconoce y se agradece, pero la coyuntura actual pide un cambio de dirección. 
 
2. Creación de un Grupo de Transición y Redefinición.

La Junta del MAC debe crear un grupo con un mandato de estudiar, actualizar y redefinir el proyecto cultural del MAC. Este comité debe estar compuesto por artistas, curadores y administradores de arte sobresalientes en cada una de las áreas de interés de un museo: trabajo curatorial, programación, propuesta comunitaria, desarrollo y recaudación de fondos, y administración. En adición, el Grupo de Transición y Redefinición debe establecer los parámetros para una nueva junta. El Grupo de Transición y Redefinición debe producir su propuesta en 6 a 9 meses de su formación.

3. Renovación de la Junta y Dirección del MAC a la luz de un nuevo proyecto trazado por el Grupo de Transición.

 Una vez finalizado el trabajo del GTR y logrado el consenso, la Junta debe impulsar un proceso de renovación, nombrando los nuevos miembros comprometidos con el proyecto cultural trazado. Naturalmente, la renovación de la Junta debe llevarse a cabo de una manera ordenada y cuidadosa para asegurar que la misión institucional pueda continuar sin mayores dislocaciones.
El esfuerzo dirigido a duplicar la cantidad de la asignación legislativa no puede de ninguna manera aplazar los reclamos que hacemos. Un nuevo Director Ejecutivo, una Junta de Directores reconstituida, un proyecto cultural redefinido, y un plan de desarrollo, acreditación y presupuesto posibilitará las metas trazadas a corto y largo plazo.
 
La supervivencia del Museo de Arte Contemporáneo requiere un acto de desprendimiento responsable de parte de la Junta y Dirección Ejecutiva. El proceso será uno de aprendizaje para todos: Museo, artistas y comunidad. 

Sometemos estas propuestas en el espíritu de apoyo a la larga vida del Museo de Arte Contemporáneo.
 
Nosotros, los que suscribimos,
Beatriz Santiago Muñoz, artista   
Jorge Castro, artista
Abdiel D. Segarra, artista y gestor cultural   
Ernesto Pujol, artista y curador
Elvis Fuentes, curador   
Eric Schroeder Vivas, artista y arquitecto
José [Tony] Cruz, artista   
Rosa Irigoyen, artista
María de Mater O%u2019Neill   
Edra Soto, artista y educadora
Javier Cambre, artista   
Chiara Merino, escritora
Mara Negrón, escritora                          
Michy Marxuach, curadora   
Marysol Nieves, Asst. Vice President Latin American Art, Sotheby's
Carolina Caycedo, artista   
Viveca Vázquez, artista del movimiento
Thais Llorca Lezcano, fotoperiodista   
Jesús %u201CBubu%u201D Negrón, artista
Ignacio Lang, artista                              
Julieta González, curadora   
Omar Obdulio Peña Forty, artista, co-fundador de =DESTO

Lunes, 4  de febrero de 2008
San Juan, Puerto Rico
 
Carta Abierta a la Junta de Directores del Museo de Arte Contempora%u0301neo de Puerto Rico y su Directora Ejecutiva Mari%u0301a Emilia Somoza:

El llamado a una marcha para apoyar al MAC en su peticio%u0301n de 500,000 do%u0301lares adicionales a la asignación legislativa de 500,000 do%u0301lares que ya reciben, ha tenido el efecto de provocar, una vez ma%u0301s,  una discusio%u0301n sobre la visio%u0301n, misio%u0301n y filosofi%u0301a del Museo, dirigido desde hace 23 an%u0303os por la Dra. Mari%u0301a Emilia Somoza.

Reconocemos que la Dra. Somoza le ha dado gran parte de su vida al proyecto del Museo de Arte Contemporáneo. Es gracias a ella que este proyecto cultural ha durado casi un cuarto de siglo, y gracias a ella que el Museo ahora cuenta con una sede independiente para sus operaciones. A pesar de la dedicacio%u0301n con la cual la Dra. Somoza ha abordado su direccio%u0301n, el Museo de Arte Contempora%u0301neo no ha logrado ubicarse con grado alguno de notoriedad en el mapa de instituciones museísticas internacionales dedicadas al arte contempora%u0301neo. Se ha aislado del escenario local, rehuyendo a colaboraciones programa%u0301ticas imaginativas y arriesgadas, proyectos curatoriales o
eventos en conjunto con otros espacios dedicados al arte contemporáneo. Su relación con la comunidad de Santurce es inexistente. En 23 an%u0303os no ha logrado la acreditacio%u0301n por la Asociación Americana de Museos. A trave%u0301s de los an%u0303os el Museo ha estado casi completamente enajenado de las ideas, debates, formas y pra%u0301cticas del arte contemporáneo, lo que redunda en una falta de
convocatoria hacia la clase artística profesional. Todo esto se suma al desgaste normal que implica dirigir una instituc%u0301ion por 23 an%u0303os: se anquilosan los procesos, se dejan de crear alianzas y proyectos cónsonos con su misio%u0301n, el Museo cae en una rutina de mantenerse, pero no crecer intelectualmente y proyectarse local e internacionalmente.

Sus problemas presupuestarios son en gran parte consecuencia de estos hechos.
 
Mu%u0301ltiples figuras dentro del campo de las artes, desde artistas hasta miembros de la Junta, han ofrecido sus consejos y cri%u0301ticas al Museo. Invariablemente, estas cri%u0301ticas han cai%u0301do en oi%u0301dos sordos.

La longevidad del MAC y su estabilidad presupuestaria depende precisamente de una revitalización de su proyecto cultural. Por esta razo%u0301n le pedimos a la Directora Ejecutiva y Junta de Directores que adopte estas medidas:  
 
1. Un cambio en la posición de Director Ejecutivo. Reconocemos que la Dra. Somoza ha servido incansablemente a esta institucio%u0301n por 23 an%u0303os. Su dirección ha logrado preservar ciertas corrientes del modernismo isleño muy importantes para la historia cultural del país. En ocasiones, ha rescatado del olvido la obra de artistas merecedores de reconocimiento cuyo trabajo habi%u0301a sido obviado por la historia oficial. Pero su falta de recepcio%u0301n y apertura a muchas otras corrientes, propuestas y pra%u0301cticas del arte contemporáneo han hecho del Museo un espacio irrelevante a la produccio%u0301n cultural actual. Su gestio%u0301n se reconoce y se agradece, pero la coyuntura actual pide un cambio de dirección.  
 
2. Creación de un Grupo de Transición y Redefinición. La Junta del MAC debe crear un grupo con un mandato de estudiar, actualizar y redefinir el
proyecto cultural del MAC. Este comité debe estar compuesto por artistas, curadores y administradores de arte sobresalientes en cada una de las a%u0301reas de intere%u0301s de un museo: trabajo curatorial, programación, propuesta comunitaria, desarrollo y recaudacio%u0301n de fondos, y administracio%u0301n. En adicio%u0301n, el Grupo de Transicio%u0301n y Redefinicio%u0301n debe establecer los para%u0301metros para una nueva junta. El Grupo de Transicio%u0301n y Redefinicio%u0301n debe producir su propuesta en 6 a 9
meses de su formación.

3. Renovación de la Junta y Dirección del MAC a la luz de un nuevo proyecto trazado por el Grupo de Transición. Una vez finalizado el trabajo del GTR y logrado el consenso, la Junta debe impulsar un proceso de renovación, nombrando los nuevos miembros comprometidos con el proyecto cultural trazado. Naturalmente, la renovación de la Junta debe llevarse a cabo de una
manera ordenada y cuidadosa para asegurar que la misio%u0301n institucional pueda continuar sin mayores dislocaciones.

El esfuerzo dirigido a duplicar la cantidad de la asignación legislativa no puede de ninguna manera aplazar los reclamos que hacemos. Un nuevo Director Ejecutivo, una Junta de Directores reconstituida, un proyecto cultural redefinido, y un plan de desarrollo, acreditación y presupuesto
posibilitara%u0301 las metas trazadas a corto y largo plazo.

La supervivencia del Museo de Arte Contemporáneo requiere un acto de desprendimiento responsable de parte de la Junta y Dirección Ejecutiva. El proceso sera%u0301 uno de aprendizaje para todos: Museo, artistas y comunidad.
 
Sometemos estas propuestas en el espíritu de apoyo a la larga vida del Museo de Arte Contemporáneo.

Nosotros, los que suscribimos,

Beatriz Santiago Muñoz, artista
Jorge Castro, artista
Abdiel Segarra Riós, artista y gestor cultural
Ernesto Pujol, artista y curador
Elvis Fuentes, curador
Eric Schroeder Vivas, artista y arquitecto
Jose%u0301 [Tony] Cruz, artista
Rosa Irigoyen, artista
Mari%u0301a de Mater O’Neill
Edra Soto, artista y educadora
Javier Cambre, artista
Chiara Merino, escritora
Mara Negro%u0301n, escritora
Michy Marxuach, curadora
Marysol Nieves, Asst. Vice PresidentLatin American Art, Sotheby's
Carolina Caycedo, artista
Viveca Va%u0301zquez, artista del movimiento
Thais Llorca, fotoperiodista
Ignacio Lang, artista
Jesús Bubu Negrón, artista
Sign Petition
Sign Petition
You have JavaScript disabled. Without it, our site might not function properly.

privacy policy

By signing, you accept Care2's terms of service.

Having problems signing this? Let us know.